Mesoterapia: Introducción de principios activos concentrados, hasta capas profundas de la dermis.

Hay dos tipos de mesoterapia:

  • Con aguja
  • Virtual

Con aguja: Produce dolor. Se aplica pinchando en la zona a tratar. Puede provocar: leve sangrado, inflamación, irritación, enrojecimiento, hematomas, durezas en la zona de la inyección etc…

Al crearse depósito de sustancias en la piel, el efecto no es homogéneo.

Virtual: Indolora. A través de impulsos eléctricos, energía ultrasónica o luz pulsada.

Este tipo de mesoterapia se hace aplicando frecuencias medias y corrientes de baja modulación en la superficie de la piel, abriendo canales transitorios en las membranas celulares (al alterar su permeabilidad), permitiendo aplicar sustancias activas de forma homogénea a través de la piel.

  1. Corriente activa: Produce mejor vascularización, asegurando que se absorba el producto en mayor cantidad y de forma uniforme. Un efecto positivo es que reduce la aparición de varices.
  2. Hidroelectroporación: Ayuda a que sustancias activas en soluciones acuosas, penetren en el tejido y transporten moléculas a través de la barrera dérmica.
  3. Electroporación: Promueve la permeabilidad de la membrana celular abriendo canales transitorios, facilitando el paso de sustancias.
  4. Crioporación: Aplica temperatura fría, produciendo un sellado dérmico. Impide el reflujo de los principios activos introducidos, aumentando su eficacia y su absorción. Además mueve sustancias a capas más bajas, logrando mayor reabsorción.
1400328184
_DSC3597