cabecera de colegiado
PIE NEUROLÓGICO I

Distinguiremos 2 grandes grupos:

  1. Las distonías, ligadas al desequilibrio muscular, resultantes de una parálisis (pie paralítico), o bien de una contractura (pie espástico).
  2. Las distrofias, caracterizadas por trastornos neurotróficos, cutáneos y óseos del pie (osteoartropatia neurológicas); actualmente es más frecuente encontrarlas en el pie diabético.

PIE POLIOMIELÍTICO

Esta enfermedad es bastante rara desde la utilización de la vacuna. Las parálisis con secuelas en los músculos de pie eran frecuentes (84%), bilaterales en una tercera parte de los casos.

Todos los músculos podían estar afectados:

  • Tibial anterior 80%
  • Peroneo lateral largo 60%
  • Extensor largo de los dedos del pie 55%
  • Extensor largo del hallux 40%
  • Peroneo lateral corto 40%
  • Tibial posterior 35%
  • Flexor largo de los dedos del pie 25%

La parálisis de estos diferentes músculos va a crear un desequilibrio dinámico que ocasionará deformidades.

Estas deformidades evolucionan en 3 fases: Reductible, retracción y deformidad ósea. Las diferentes parálisis van a engendrar diferentes tipos de deformidades:

  • En el plano sagital: Pie equino o pie talo. Pie cavo o pie plano.
  • En el plano transversal: Pie varo o pie valgo.

Estas deformidades elementales se combinan a menudo; la más frecuente de éstas combinaciones es el pie equino varo, que suele ser una patología congénita.